18-Mayo-2001

FRAGMENTOS DE UNA TIBIA Y PEQUEÑOS TROZOS DE CRÁNEO EXAMINADOS AHORA DESVELAN LA PRESENCIA INFANTIL

Los fósiles de Sidrón incluyen restos de un niño de 2 años

Oviedo, M. S. MARQUÉS

José Enrique Egocheaga examina uno de los fósiles de Sidrón.

     Los últimos estudios de los fósiles de Sidrón han sacado a la luz un nuevo descubrimiento. A los cuatro individuos que los científicos tenían contabilizados hasta ahora con certeza hay que sumar uno nuevo. En este caso se trataría de un niño de poco más de 2 años.

     A medida que los estudios avanzan confirman la importancia del hallazgo. Son ya muchos los expertos que han valorado este yacimiento como uno de los más importantes de Europa para el estudio de los neandertales. Ahora, la aparición de fragmentos óseos correspondientes a un esqueleto infantil abre una nueva vía para el conocimiento de esta especie.

El profesor Egocheaga explicó a LA NUEVA ESPAÑA que hasta ahora no se había detectado la presencia de un niño entre los fósiles porque el fragmento de tibia que lo ha desvelado se encontraba junto a otros pequeños fragmentos de cráneo en una de las bolsas que llegaron del Anatómico Forense de Madrid. Este material no había sido examinado con detalle hasta el momento, aunque sí estaba identificado.

     Egocheaga trabaja estos días con esta pieza y trata de confirmar que los fragmentos de cráneo pertenecen al mismo individuo. El profesor continúa además con el examen de las dos mandíbulas conocidas para concretar si existe una posible antigüedad diferencial entre ambas. De momento mantiene la posibilidad de que pudieran ser depositadas en el yacimiento en épocas distintas, con al menos cientos de años de diferencia. Si esta tesis se llegara a confirmar, indicaría, según sus palabras, que la cueva de Sidrón fue un lugar natural de enterramiento utilizado por los hombres de Neandertal.

     Miembros del equipo de Egocheaga participarán en julio en un congreso en Barcelona en el que presentarán tres comunicaciones. Una de ellas se centra en el hueso hioides, uno de los pocos que se han encontrado en el mundo, analizando sus características y comparándolo con el de otras poblaciones.

     Las otras son estudios sobre los huesos de la mano y la posible antigüedad diferencial de las dos mandíbulas.

© 2001, La Nueva España