ASTURIAS, 04/08/2002

La campaña de 2002 ampliará los sondeos dentro de la cueva

El plan de investigación y desarrollo financia los trabajos proyectados

Todo está previsto para que en el mes de septiembre comience el trabajo que el pasado verano concluyó con la extracción del pie más admirado de la prehistoria cantábrica. Su hallazgo abre grandes expectativas e induce a pensar en la existencia de nuevas sorpresas, y entre ellas una de las más deseadas sería la localización de un cráneo completo, quizá la parte del esqueleto humano que más se resiste por su fragilidad y la que más información aporta en cualquier registro fósil del mundo.

El cráneo o los fragmentos que permiten su reconstrucción serviría para dar a Sidrón el espaldarazo que le falta y reforzar definitivamente las dataciones y análisis que desde hace algún tiempo vienen manifestando, por encima de valoraciones precipitadas, que los hombres de Sidrón fueron neandertales. Son los asturianos más antiguos que se conocen y también, en tanto que neandertales, los primeros europeos.

Entre los fósiles recuperados en la última campaña, calificados por los arqueólogos como de notable entidad, destacan dos fragmentos del hueso frontal de un adulto y un adolescente con toros supraorbitarios marcados, característica común a los neandertales, que corrobora la referencia a esta especie de la que ya es inseparable la cueva.

También se han extraído fragmentos de maxilar y molar, así como huesos de occipital y temporal. Estos materiales dan pie a pensar que las excavaciones que se iniciarán en septiembre van a ser fructíferas. Entre las previsiones del equipo está ampliar la investigación en las zonas adyacentes y contiguas a la conexión de la galería del osario con el exterior.

En Sidrón, además de los fósiles humanos se han encontrado también materiales líticos, es decir, útiles de piedra que los hombres prehistóricos utilizaban como herramientas de caza o domésticas. Lascas, puntas Levallois, raederas, bifaces y denticulados son las más habituales. Se trata de tecnología perteneciente al Paleolítico Medio, lo que una vez más coincide con la estimación cronológica realizada por los expertos. Queda ya menos de un mes para que se inicie una campaña que será financiada con cargo al plan de investigación y desarrollo del Principado de Asturias.

Fuente: La Nueva España