La Voz de Asturias -  26-2-2001
El estudio antropológico del Sidrón carece de financiación desde diciembre

Un miembro del equipo de Egocheaga fue fichado por un centro norteamericano

GEORGINA FERNANDEZ - Oviedo

El equipo de Juan Luis Arsuaga, catedrático de la Universidad Complutense y codirector de las excavaciones de Atapuerca estudia la parte anterior de las mandíbulas del Sidrón, la zona que correspondería al mentón. Este trabajo se realiza en colaboración con el grupo dirigido desde la Universidad de Oviedo por José Enrique Egocheaga, que precisamente en estos momentos atraviesa una situación difícil ya que su investigación antropológica sobre el homínido de Borines carece de financiación desde el pasado diciembre.

Mandíbula del Sidrón, en el laboratorio de la Facultad de Biológicas de la Universidad de Oviedo.
Foto:LVA

Arsuaga visitó hace unas semanas el laboratorio de Egocheaga, en la Universidad de Oviedo y se mostró interesado en cotejar la sínfisis mentoniana del hombre del Sidrón con la de otros ejemplares. Se trata de la zona situada en la parte anterior de la mandíbula y que correspondería al mentón, aunque los neanderthales carecen de esa prominencia ósea.

El equipo de Egocheaga realizó unas tomografías de las mandíbulas del Sidrón y se las remitió a Arsuaga para su examen. Las mandíbulas del Sidrón ya fueron objeto de estudio por otros dos miembros del grupo de Atapuerca, Emiliano Aguirre y Antonio Rosas, que indicaron que corresponden a individuos del neanderthal.

El equipo de Egocheaga trabaja en contacto con científicos de todo el mundo que son expertos en este campo de la ciencia y todos se muestran muy interesados en los huesos del Sidrón. Recientemente el profesor Joel Rak cedió al grupo de Oviedo una réplica del hueso de hioides de neanderthal hallado en Kebara II (Israel), único en el mundo junto con el cuerpo de hioides hallado en Borines, también para su estudio comparativo.

Este interés de la comunidad científica no parece compartirlo el Gobierno del Principado, ya que el equipo de Egocheaga trabaja gratis desde el 31 de diciembre pasado. Desde la Consejería de Educación y Cultura se le indicó a Egocheaga que los fondos de ese departamento, con los que se subvencionó hasta ahora el estudio antropológico del Sidrón, procedían de una partida destinada a financiar actuaciones de urgencia, por lo que no podría prorrogarse. Le sugirieron que solicite ayudas de los planes nacional o regional de investigación, pero, como explica Egocheaga, "para participar en el plan nacional se exigen unos requisitos que no reunimos", por ejemplo, trabajar en proyectos de interés nacional, como la enfermedad de las vacas locas , o el genoma humano, y está dirigido a equipos de investigación de elite. Por otro lado, la ayuda del plan regional tampoco es segura, pues hay otros proyectos prioritarios.

La consecuencia es que uno de los miembros del equipo de Egocheaga, Luis Cabo, ha recibido una oferta del Mercyhurst Archaeologic Institute de Pennsylvania para impartir docencia sobre Antropología Forense y piensa contestar afirmativamente porque, como explica Egocheaga, "aquí no podemos garantizar que dispondremos de recursos económicos". Cabo era el que se ocupaba de estudiar las pequeñas piezas postcraneales del Sidrón, así como las marcas de cortes en los huesos.